La Infancia destituida

 Es dificil ser bebe.
Es difícil, si señores.
Uno no sabe ni caminar, pero debe verse lindo para las fotos.
Debe peinarse, aunque no tenga pelo.
Es dificil, porque los padres lo quieren genial a uno. Y entonces adulteramos nuestros resultados de examenes de IQ. O tal vez nos aprendemos de memoria la rutina para hacer llenar sus expectativas.
Es dificil ser bebe, si que lo es.
Uno puede llorar desconsoladamente por 28 hs en un trayecto Buenos Aires- Camboriú. Los pasajeros odiaran a tu padre y tu madre, pero para que ellos te odien a ti por carácter transitivo.
Es dificil ser bebe y comer papilla, tomar liquidos tibios y andar por la vida cargando con un sorete del tamaño del propio cuerpo.
Es dificil ser bebe, muy mucho.
Es dificil no odiar a todos esos hijos de puta que tentados por la carne ajena le pellizcan a uno los cachetes
Es dificil porque uno ve esas colas perfectas en las publicidades de pañales y no sabe como competirles.
Es dificil aprender a hablar diciendo “babau, tutu, meme”, y al poco tiempo tener que cambiar todo el repertorio por palabras adultas.
Que quieren que les diga, ser bebe es una desgracia.
Yo soy de esa generacion que apoya el aborto post-natal.