Cuanto me falta para llegar al mar, cuanto me falta.
Las huellas que me llevan para atrás, eso me ata
al pasado que yo creo que me fue
tal vez solo una ilusión que soñaré
cuando piense en qué pude ser
sabiendo que no soy ni lo que fui.

Soy un gato de mar,
sin sardinas, ni nadar se
si caminas yo te sigo
y me ahogo sin testigo
soy un soplo, un intento
el amague de un zarpazo lento.

Me estoy yendo mas allá
sin haber probado más
que el fracaso,
con nostalgia de aquel día
entre los brazos de una mina
con que me hice una película de vida.

Anuncios

4 comentarios

  1. No hay que mirar para atrás y peor si es para recordar fracasos..éstos sirven para no cometer los mismos errores ,pero no para seguir atado a ellos……Lindo el dibujito !!..Un beso…

  2. Pobrecito el gato de mar. Avísele que aguante el timón un rato, que el cine de la vida es en continuado y después de esta película vienen otras (faa, qué metáfora).

    Yo sigo buscando la imagen del pochoclo Josecito, y no la encuentro. Ojalá aparezca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: