el secreto de los ácaros

la mañana violada sobre la cama con las cortinas flotando sobre ruidos de la calle
frío hospitalario de ventanas abiertas y el esqueleto de una casa invadida por el cambio
locutores radiofónicos usurpando la última paz
estrujando el corazón contra el principio del desperdicio, sobre la pelvis
la revolución de arrancarte la piel y maquillarte con portland
y tener la mente en blanco entre un sanguche de almohadas,
oir el secreto de los ácaros hasta captar su mensaje:
“vete”
y luego pensar “¿qué habrán querido decir?”
vete.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: